Publicado en Inteligencia Emocional

La Inteligencia Emocional está desvirtuada.

Antes de seguir leyendo este post, tienes que leer otro. Hazlo o no te enterarás de qué va la historia. Pincha aquí: La Inteligencia Emocional no es tan guay como te la han vendido.

Inteligencia emociona falsa

Espero que hayas leído el artículo completo. Te habrás dado cuenta que no es un ataque a la Inteligencia Emocional, sólo una reflexión. A mi me ha inspirado para escribir este post.

Estoy de acuerdo con el título de la autora. Nos han vendido la Inteligencia Emocional (IE), como un “superpoder”, como la panacea para todos nuestros problemas y conflictos con los demás. Pues mira, la IE, no va de eso, y quien te diga que es lo máximo, y lo mejor que hay en este mundo, te está mintiendo.

Se ha puesto tan de moda la IE, que se ha olvidado cuál es su verdadero objetivo. El objetivo principal de la IE es gestionar tus propias emociones (que no es poco). El objetivo secundario es el de ayudar a otros a gestionarlas. No tiene más. Si quieres buscarle más usos te vas a desviar de su objetivo.

No te sirve para estar siempre feliz, ni para llevarte bien con todo el mundo, ni para resolver todos los conflictos y situaciones. Aunque sí que ayuda, no toda la responsabilidad recae sobre si eres o no habilidoso en IE.

“A los trabajadores que controlan sus emociones y tienen empatía les cuesta tomar decisiones arriesgadas, atreverse a ser creativos y dar y recibir críticas negativas.”

Esta afirmación me parece errónea. En mi opinión tomar decisiones arriesgadas, atreverse a ser creativos y dar y recibir críticas negativas, requiere  ser habilidoso en IE.

¿Cómo vamos a afrontar una crítica negativa sin IE? Dejaríamos que nos afecte. Es precisamente la IE, la que nos ayuda a gestionar las emociones que nos provoca que nos digan algo negativo de nosotros: “Joder, que feo eres“, “No vales para nada“, “Este trabajo es una basura, repítelo“.

¿Y dar una crítica negativa? Es molesto recibir una crítica negativa, y darla tampoco es plato de gusto. Nos puede generar vergüenza, pero es necesario que la persona lo sepa, así que adaptamos el mensaje para que no sea tan hiriente. “Este trabajo tiene errores, corrige este punto y este otro. El resto me parece bien”. ¿Cómo hemos podido gestionar la vergüenza que nos genera dar una crítica negativa si no es mediante IE?

Del mismo modo es la IE, la que nos ayuda a tomar decisiones arriesgadas. ¿Hay alguien a quién le guste pasarse el día tomando decisiones que pueden cambiar la vida de otra persona o de uno mismo? Yo prefiero las decisiones fáciles y aún así nos toca a diario tomar decisiones difíciles. Ser inteligente emocionalmente, nos ayuda a no bloquearnos, a ponernos en perspectiva de cómo nos sentiríamos si tomamos un camino u otro. ¡OJO! NO te va a librar de equivocarte, pero te ayudará a gestionar las emociones que te provoquen un error.

“¿Cuánta empatía siente un genio?”

Acepto la idea de que los genios son transgresores, inquietos, inconformistas, creativos. Pero qué tiene que ver esto con la empatía y la IE. Yo lo veo así, si los genios no “desafiaran”, al conocimiento actual, ¿cómo iban a inventar, a crear?

Sus ideas suelen no coincidir con la mayoría, suelen molestar a otros. Piensa en la cantidad de emociones que sentirán los genios, al pensar que su idea va a ser rechazada que no va a gustar. Y sin embargo, lo hacen. Han gestionado todas esas emociones para no olvidar su objetivo. Y eso lo han hecho con IE. ¿Y cómo se atreven a descubrir y mostrarnos sus ideas? ¿No te daría miedo pensar que todos van a ir en tu contra? Ellos lo gestionaron con IE. Empatizaron con las personas que tenían delante, para que las escucharan.

La empatía no sólo es ponerse en el lugar del otro, es hacerle saber al otro que te estás poniendo en su lugar, y todo ello sin la obligación de darle la razón.

“Manipular es más fácil si sabes lo que siente el de enfrente”

Quizá te sorprenda pero nos pasamos el día manipulando a los demás. En cada interacción, manipulamos a quien tenemos delante. Sólo que hoy en día, si se hace de manera positiva se le dice influir, y cuando se hace con malas intenciones se dice manipular. De hecho, sólo por leer este post, yo ya he influido en ti, te he manipulado, y tú sin saberlo. Una parte de tu pensamiento ya ha cambiado. Puede que te haya convencido y hayas cambiado tu opinión, o puede que se haya reforzado una idea que ya tenias.

Claro que usamos la empatía y la IE, para aprovecharnos del resto. Es eso o usar la violencia. ¿Cómo vas a convencer a alguien de hacer algo que quieres que haga? O le amenazas de que le puede pasar algo malo si no lo hace (violencia, por ejemplo: un bofetón) o le convences de que sería bueno para él que lo hiciera (usando la empatía).

Termino ya. Creo que el artículo y los estudios que cita, olvidan el objetivo fundamental de la IE, gestionar las propias emociones. Centra más su atención en tener en cuenta a los demás, a las personas con las que interactúamos.

No la culpo, como he dicho al principio, se ha desvirtuado el verdadero objetivo de la IE y pensamos que sólo sirve para agradar a los demás, para que piensen que estamos siempre de su lado y los entendemos en todo, para no herir sus sentimientos. Borra ya esta idea de fantasía. Eso no es IE, eso se llama tener una actitud pasiva.

Recuerda, IE tiene dos objetivos:

  • El principal gestionar TUS PROPIAS emociones.
  • El secundario AYUDAR a gestionar las emociones de los demás.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s