Publicado en Temas Interesantes

LA MALA COSTUMBRE DE PENSAR MAL

Así es, tenemos esa costumbre de pensar mal de las intenciones de los demás, sobre todo cuando sus intenciones nos incluyen a nosotros.

pensar mal

Por ejemplo, ahora que usamos más el whatsapp para comunicarnos que la lengua. ¿Cuántos malos entendidos habrá surgido por el mal uso del whatsapp? Imaginad que Pablo está hablando con su pareja, le pregunta si quiere que se vean esa misma noche para ir a cenar. Sabe que el mensaje ha llegado porque ve el doble check, pero no contesta. “Bueno todavía no lo ha visto, esperaré“, porque aún no está el doble check en azul. A los 5 minutos, se da cuenta que el doble check es azul “Lo ha visto“, pero no contesta. Mira cuando fue su última conexión y se da cuenta que fue hace ya 4 minutos, justo después de que Pablo dejara el móvil, se conectó y lo vió. Y es ahora cuando empieza a pensar mal. “¿Por qué no contesta, es que pasas de mi?” “No quieres quedar y estás pensando una excusa” “Habrá quedado con alguien más y no sabe como decirme que no“. Y siguen pasando los minutos que se convierten en horas, y no hay respuesta, lo que hace que Pablo piense aún peor: “Pero, ¿de que va? Tan difícil es dar una respuesta” “Si lo ha visto, el mismo esfuerzo que hace para contestar a otro lo puede hacer para contestarme a mí” “Eso es que me está engañando“, “Es que pasa de mi“. Por fin, suena el whatsapp y contesta: “Perdona, que no te haya contestado antes. Mi madre me estaba hablando por whatsapp y ya sabes que no se entera mucho y me he tirado un rato explicándole cómo funciona. Total que se me había pasado contestarte y todo. Claro que quedamos esta noche, ¿a qué hora te viene bien?” Menuda película se ha montado el prota del ejemplo, ¿no?

Y es que cuando los demás hacen algo que a nosotros no nos interesa o no nos conviene, solemos darnos un montón de razones por las que lo hace y sobre todo, solemos considerar esos actos como ataques personales, es decir, que creemos que lo hacen para fastidiarnos.

Más ejemplos de estos se ven en carretera. ¿Cuántas veces no hemos pensado que el resto del mundo no sabe conducir? Si alguien tarda un minuto más en aparcar y tenemos que esperar, es que no tiene ni idea. Si alguien, asoma el morro del coche con cuidado para ver si viene alguien, es imbécil y está ciego porque a nosotros nos toca cambiar de carril. Es cierto, que en carretera con el vehículo hay que llevar cuidado porque es peligroso, pero a veces nos pasamos pensando mal de los otros, cuando cometen un pequeño error en el que la consecuencia no llega ni a un roce en la carroceria.

Como en el ejemplo del whatsapp nuestro protagonista se ha dado a si mismo un montón de razones por las que puede no estar contestando y todas, son algo negativas hacía su relación. En ningún momento piensa que puede no contestar porque le ha surgido algo o ahora no puede aunque lo haya visto y le salga el doble check azul. De acuerdo, este ejemplo está creado por mi, pero se da en la vida real. Porque sed sinceros y sinceras, ¿cuántos no os habéis mosqueado aunque sea un poquico, cuando veis que no os contestan? ¿Y cuántas cosas os vienen a la cabeza de por qué puede ser?

Sea como fuere, el caso es que esta mala costumbre que tenemos de pensar mal de los demás a la primera de cambio tiene sus consecuencias:

  • La primera es que nuestra atención se centrará en cualquier cosa que hace o diga, para corroborar que coincide, con lo que hemos pensando. Por ejemplo, si creemos que nos ponen los cuernos, en seguida vamos a fijarnos si mira el móvil para hablar con alguien y podemos pensar “Mira, es que ya ni disimula”.
  • Culpamos a la otra persona (o las otras personas), de que las cosas no salgan como esperamos. Aunque no tengan nada que ver. Por ejemplo, cuando estás intentando escribir en tu blog y apenas te vienen ideas, además te interrumpen para que contestes a preguntas triviales, que ni te importan, la culpa es del otro que te quita tiempo y te corta el hilo de lo que tenias en mente (experiencia personal).
  • Nos quitamos responsabilidad. Relacionado con el punto anterior, hacemos responsables a los otros de lo que nos ocurre y lo mal que nos ha sentado; mientras que pensamos que nosotros no tenemos culpa ninguna y mucho menos asumimos nuestra parte de implicación en ello.
  • La relación con el otro se deteriora. Y es que a veces no nos damos cuenta, pero nuestra forma de tratar a la persona cambia cuando pensamos mal de ella (aunque lo intentemos disimular), podemos ser más fríos y distantes por ejemplo. A esto, añádele que la otra persona también tiene la mala costumbre de pensar mal, y claro, como ahora eres más distante seguro que es porque tramas algo en su contra. Se forma así un círculo vicioso que si no se le pone remedio, terminará en una discusión del tipo “y tú más” o quién sabe si en una ruptura total de esa relación (pareja, amistad, familiar o laboral).

Solución, acostumbrarnos a pensar situaciones más reales y neutras. Borrar de nuestra cabeza que sea un ataque hacia nosotros, que lo hacen para fastidiarnos. Pensemos en vez de eso, que en ese momento no ha sabido hacerlo de otra forma o no ha podido hacerlo de otra forma. Piensa también, que la otra persona no se puede meter en nuestra cabeza y saber que sentimos, así que es normal que pueda hacer cosas que no nos gusten. Y es que pensar mal, tiene mucho que ver con los pensamientos irracionales, muchas veces puede tratarse del tipo lectura de pensamiento.

Si aún así, pensamos mal, en vez de esperar a que todo se agrave, seamos asertivos y preguntemos y digamos cómo nos sentimos y lo que hemos pensado. Incluso podemos hacerlo en tono de broma. ¡IMPORTANTE! lo hacemos sin usar el whatsapp, el chat de Facebook o cualquier otra herramienta en la que no podamos expresar nuestro lenguaje no verbal.

Y ahora te toca reflexionar y descubrirte pensando mal de los demás, y darle vueltas al coco para saber si tienes razones importantes para hacerlo. Si las tienes, te toca ponerte en modo asertivo, pero sólo si quieres aclarar la situación con esa persona, de lo contrario puedes seguir pensando mal y creando historias y películas en las que esa persona trama algo contra ti.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

 

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

5 comentarios sobre “LA MALA COSTUMBRE DE PENSAR MAL

  1. en la mayoria de veces y es por eso que pensamos o hablamos mal de alguien o algo que a nuestro criterio es incorrecto o indebido.
    Por que nisiquiera sabemos el por que son, actuan y piensan de esa forma

    1. No es tan mala costumbre , ejemplos del comportamiento de muchas personas que nos rodean, abundan en exceso de actuar. En la mayoria de los casos delante nuestro casi siempre obedeceremos a nuestros intereses, por lo tanto actuaremos casi siempre en favor nuestro, dado que en el caso actuar en forma positiva , casi siempre ingenua, nos estaran cuasi estafando. Clasica es la frase , ” No le creo ni a mi sombra”.

  2. Creo que los seres humanos tendemos a creer estar en lo correcto en la mayoria de veces y es por eso que pensamos o hablamos mal de alguien o algo que a nuestro criterio es incorrecto o indebido. Pero puede que esto se deba a que cada persona tiene sus bases razonables para considerar algo bueno o malo. Sin embargo no es justificable criticar o juzgar.

  3. Bueno es cierto, los pre-juicios son el deporte humano mas practicado, y trae sus consecuencias . Si por ejemplo tu mujer te sorprende en una actitud simple nada reprochable , pero ella se creyo otra cosa, te trata de mentiroso, y al tiempo acumula muchos de esos pensamientos injustificable y por hechos de muy poca importancia, simplemente porque ” Los Hombres son mentirosos “.

    No vale a veces ninguna explicacion, ellas estan convencidas de que ” todos los hombres son iguales”.

    Saben que: “ME DUELE MUCHO MI COSTILLA”.

    Paco el de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s