Publicado en Temas Interesantes

MADRES CON DISCAPACIDAD

El embarazo es una etapa de la vida muy especial para la mujer y su familia. Durante esta etapa se experimentan numerosos cambios tanto físicos como emocionales, que muchos y muchas conoceréis bien.

madres embarazadas

A las mujeres les surgen numerosas preguntas en su etapa de embarazo.  Si además, la mujer tiene alguna discapacidad se añaden algunas cuestiones más a tener en cuenta. Como si la discapacidad la heredará el bebé o si por causa de la discapacidad la madre podrá hacer un buen papel de madre y cubrir todas las necesidades del bebé, o las complicaciones que puede tener en el parto a causa de la discapacidad… Si ya había nervios por el hecho de tener un hijo, imagínate como aumentarán esos nervios para una mujer con discapacidad, que tiene que cuestionarse aún más cosas.

Por estas razones, a muchas mujeres con discapacidad se las anima a no tener hijos. Ya sea para que sus hijos no hereden la discapacidad (como puede ser una discapacidad intelectual) o para asegurarse de que no sufren por no poder cubrir sus necesidades o por pensar que recaiga en otros toda la responsabilidad del cuidado del nuevo miembro de la familia. Y aunque estas sugerencia suelen ser bienintencionadas, en muchas ocasiones se les está privando de un derecho que toda mujer con y sin discapacidad deben tomar por ellas mismas (con excepción de que el bebé y/o la futura madre corra un peligro serio, aunque son casos extremos).

Ser madre ya es un desafío de por si, y no hay mujer que no necesite ayuda. Una madre con discapacidad aunque pueda necesitar más ayuda no quiere decir que vaya a “delegar” todas sus funciones de madre al resto de su entorno. De hecho, el vínculo que se crea entre la madre y el hijo es tan fuerte que hace que estas mujeres sean capaces de cuidar de forma adecuada de sus hijos. Además, los niños, saben adaptarse bien porque para ellos esa es su realidad, para ellos, su madre siempre ha sido así y hacen su vida conforme a ello.

La discapacidad no te impide ser madre. Las mujeres que tienen una discapacidad saben “buscarse la maña”, para realizar sus cometidos como madres. Han sabido hacerlo en otros aspectos de su vida y sabrán hacerlo para este.

Otra cuestión es que ser madre hoy en día, no implica solo quedarse embarazada por el método tradicional. También es posible adoptar y la inseminación artificial. Sin embargo, estas opciones resultan casi imposibles para estas mujeres, ya que, los requisitos para poder pertenecer a un programa de adopción u optar por al inseminación son  estrictos y algunos ambiguos, dejando al propio criterio del evaluador la decisión de si se puede o no seguir con el proceso: Los problemas con las adopciones aparecen a la hora de solicitar los Certificados de Idoneidad, requisito necesario recogido en el Convenio de la Haya sobre adopciones internacionales, que incluye un estudio psicosocial de la pareja en el cual debe constar como requisito obligatorio para la pareja “disfrutar de un estado de salud, física y psíquica, que no dificulte el normal cuidado del menor”. La ambigüedad de este apartado deja a la interpretación de los responsables de cada comunidad autónoma quién reúne las condiciones físicas necesarias. (fuente: minusval2000.com).

Estas mujeres se encuentran con prejuicios tales como: “Si no pueden cuidar de ellas mismas, cómo van a cuidar de otros”, “Tus hijos han venido al mundo para cuidarte a ti”. Ya no solo de sus familias y amigos, sino también del propio personal sanitario. En muchas ocasiones, se las estigmatiza, se las margina y se las considera inferiores por el hecho de tener una discapacidad. Considerándolas personas pasivas a las que hay que ayudar a realizar todas las tareas de su día a día.

Por suerte, tanto las mujeres con discapacidad que deciden ser madres, como todas esas personas con discapacidad, demuestran que son perfectamente capaces y que se adaptan muy bien en el mundo que vivimos. Y que las barreras que puede ocasionarles las discapacidad no es tan alta como la barrera que les autoimpone la propia sociedad.

¿Quién se cree con derecho a decidir que una mujer con discapacidad puede o no tener hijos? Solo ella misma.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

 

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s