Publicado en Inteligencia Emocional

EL ENEMIGO EN CASA (III): COMBATIR LAS CREENCIAS IRRACIONALES

Por fin llegamos a la tercera parte. Aquí te voy a explicar cómo hacer frente a las creencias irracionales para que no te causen tanto malestar y aprendas a convivir con ellas, porque  recuerda que siempre vamos a tener una de estas creencias rondando la cabeza.

vaca karate

Para hacer frente a estas creencias lo mejor es hacer justo lo contrario de lo que nos hacen pensar, es decir, en vez de exigirnos, en vez de sobregeneralizar o pensar que va a pasar lo peor, hacer lo contrario. Ale ahí tienes la mejor estrategia, con esto puedo dar finalizada esta tercera parte… Aunque supongo que eso ya lo sabias, y esperabas algunas pautas para poder conseguir hacer eso, ¿verdad? Pues ahí van:

Ten preferencias. Acepta lo que no puedes cambiar y lucha por lo que sí es posible:

Si recuerdas la segunda parte, te hablé de exigencias y racionalización; pues tener preferencias es la alternativa a ello. Esto quiere decir que tenemos que empezar a aceptar tanto nuestras limitaciones como las limitaciones de otras personas. Hay ciertos aspectos de nuestras vidas que no están bajo nuestro control y es algo que tenemos que aceptar para poder centrar nuestra atención en aspectos que sí podemos cambiar y adaptar a nuestro modo de vida.

Ten claros tus deseos y la capacidad que tienes sobre ellos:

Parecido al punto anterior, es importante que sepas cuáles son tus objetivos, tus deseos y sobre todo tienes que tener claro en qué medida depende de ti conseguir esos deseos y objetivos. Por ejemplo, puedes desear que el resto de personas que te rodean se porten mejor contigo, que te aumenten el sueldo, encontrar pareja… pero ciertamente esos deseos no dependen solo de ti.

También puedes desear aprender un idioma, ser mejor relacionándote con los demás, hacer mejor tu trabajo, cuidar tu salud… estos deseos sí dependen de ti.

Si te fijas, los deseos que dependen de ti, implican que tú tienes que hacer algo ya sea desarrollar una habilidad o cambiar hábitos y costumbres, etc. Sin embargo, los que no dependen de ti implican a agentes externos, es decir, a otras personas, al entorno en donde vives, etc; para que se cumpla tu deseo.

Autoinstrucciones

Son mensajes que nos mandamos a nosotros mismos para guiarnos y ayudarnos a sentir, pensar y actuar como queremos. Estos mensajes son mucho más eficaces cuando los formulamos en forma positiva. Por ejemplo, ante un examen o una entrevista de trabajo a veces pensamos de esta forma: “No tengo que ponerme nervioso/a”, es mucho más efectivo formular la autoinstrucción de esta otra forma: “Tengo que estar tranquilo/a”. ¿Ves la diferencia? La primera esta formulada de forma negativa, mientras que la segunda no contiene ninguna palabra que exprese negación. Por lo tanto, formula tus autoinstrucciones diciendo qué es lo que quieres que ocurra “Quiero estar tranquilo”, en vez de hacerlas diciendo que no quieres que pase “No quiero estar nervioso”.

Reencuadre

Esta técnica sirve para percibir una situación desde diferentes perspectivas, para poder quedarte con la más adaptativa. Sería sacar lo positivo de una situación negativa. Por ejemplo:

– Cuando me duele el estómago puedo pensar que es una faena que me arruina el día y voy a estar incómodo. También puedo reencuadrarlo y pensar que el dolor físico es una señal de que algo no está bien y mejor ir al médico por si es algo grave cogerlo a tiempo (es un ejemplo tampoco quiero decir que vayas al médico cada vez que te duela un poquito el estómago).

– Que me despidan de mi empleo. Puedo pensar que mi jefe es gilipollas y mantener ese rencor durante mucho tiempo. O reencuadrar y valorar por qué me han despedido, conocer mis puntos fuertes y limitaciones, buscar otro empleo. Puede que ese despido sea la oportunidad para conseguir un empleo mejor.

– Fracasar en algo. Quizás se me pase por la cabeza que es mejor dejarlo y darlo por imposible. Mejor lo reencuadro y pienso que tengo que intentarlo de otra manera o como decía Edison “He descubierto la manera de como no hacerlo”.

– Al equivocarme, puedo lamentarme y pensar en lo desgraciado que soy. Pero puedo reencuadrarlo y pensar que menos mal que me he dado cuenta de mi error porque así puedo rectificar.

Experimenta

Pon a prueba tus creencias y su validez. Actúa en contra de ellas. Al principio te he dicho que hagas lo contrario de lo que te dicen tus creencias irracionales, no iba en broma, hazlo:

– Si crees que nunca vas a tener pareja porque no eres una persona atractiva, experimenta. Mira a personas que te atraigan, entabla conversación con ellas y seguramente comprobarás que despiertas interés en esa gente.

– Piensas que nunca vas a encontrar trabajo, porque eres inútil y no sabes hacer nada, así que, y por eso prefieres no buscar. Haz lo contrario, experimenta, y ponte a tocar puertas, ofrece tus servicios como empleado, date a conocer, puede que para alguien no seas tan inútil como piensas.

 Derechos Asertivos

Todos tenemos ciertos derechos por el el mero de hecho de existir, de ser persona. Te invito a que les eches un ojo a esos derechos asertivos pulsando aquí.

Espero que con esta última parte tengas más claro qué son las creencias irracionales y cómo combatirlas para llevar un día a día más satisfactorio.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

2 comentarios sobre “EL ENEMIGO EN CASA (III): COMBATIR LAS CREENCIAS IRRACIONALES

  1. Muy bueno Victor! El contenido está muy claro y siempre resulta interesante.
    Este tipo de información es la que apoya que los psicólogos no somos consejeros ni un medio de desahogo emocional sin más. Cuando hablamos de estrategias de manejo, precisamente nos referimos a esto, al cómo se acepta y cómo se hace frente al malestar. A partir de aquí el paciente es responsable único de llevarlo a cabo y por tanto controlar su evolución y si esto no se cumple, no se puede esperar mejoría clínica por imposición de manos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s