Publicado en Mejora tu Día

FÍJATE

No sé si te ha pasado, pero yo cuando estoy enfadado, me fijo mucho más en los comportamientos negativos de las personas y pienso que sus intenciones suelen ser para causarme algún daño. También me pasa cuando estoy contento, esta vez, estoy más atento a los comportamientos que considero positivos, interpreto las acciones de forma que me hacen pensar que también están contentos.

fíjate1

Dependiendo de cómo te sientas percibes unos detalles u otros, recuerda que nuestra atención es limitada, y el estado emocional influye en tu filtro a la hora de hacer que tu mente se fije en unas cosas u otras. Cuando te compras un coche, parece que todo el mundo ha comprado el mismo que tú, y empiezas a ver un modelo y color iguales al que tú compraste. Cuando estás embarazada o alguien de tu entorno cercano lo está, empiezas a ver más embarazadas de lo normal por la calle, incluso puede que algún embarazado… Cuando vas con muletas o en silla de ruedas, te fijas mejor y recuerdas dónde están los mejores accesos.

No han aparecido por arte de magia, ya estaban ahí, solo que no prestabas atención a esos detalles, porque no los considerabas relevantes. Como ya te he dicho, lo mismo ocurre con las emociones y nuestro comportamiento.

Teniendo en cuenta esto, te propongo un ejercicio muy simple:

A lo largo del día, fíjate en las cosas positivas, en detalles que te gustan que están pasando pero no te has parado a prestarles atención. Por ejemplo, fíjate en cuando vas por la calle, si alguien te mira y te sonríe. O en cuando alguien te da las gracias, o te desea un buen día. Fíjate en cuando alguien te llama o tiene la iniciativa para contar contigo. En cuando te ríes con algún chiste o viendo la tele. En que, por fin te has levantado para trabajar o estudiar, en lo bien que te sienta lo que llevas puesto, en lo bien que sabe la comida de hoy. Como ves, ejemplos hay todos los que quieras y más.

Fíjate en esos pequeños detalles que están pasando, a los que no prestarías atención. Fíjate en los que te hacen sentir bien y acuérdate de ellos.

Ya sabes que no siempre vas a estar feliz y alegre, pero por lo menos, cuando lo estés, fíjate en los detalles que te han llevado a estar así. Por pequeños que sean, aunque no te hayan sacado la mayor de tus sonrisas, fíjate en ellos.

Para facilitarte las cosas, puedes escribir tu lista personal de detalles que te hacen sentir bien. Después de escribirla, te será más fácil detectarlos. Te enseño algunos de los puntos de mi lista personal:

– Despertarme descansado por la mañana.

– Oír mi canción favorita.

– Tener una idea para escribir en el blog.

– Terminar una entrada en el blog.

– Que me devuelvan el saludo.

– Hacer y terminar una sesión de ejercicio.

– Poder decir lo que quiero.

– Una palmadita en la espalda.

– Que se acuerden de mi nombre.

– De postre, chocolate.

– …

Con este ejercicio, nos ayudamos a percibir aspectos positivos, y eso va a aumentar las posibilidades para que nuestro día mejore.

Te toca a ti.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s