Publicado en Temas Interesantes

NUESTRA ATENCIÓN ES LIMITADA

Los mayores expertos en atención son los magos, los ilusionistas. Son ellos los que saben como desviar nuestra atención de tal forma, que nos hacen creer que algo ha desaparecido. “Confundir, es una forma elegante de controlar la atención” David Copperfield.

atención

Antes de nada mira este famoso vídeo. Puede que ya sepas de qué va, pero si no es así, tu tarea consiste en contar cuántas veces se pasan el balón, las personas que visten de blanco. Adelante cuenta los pases:

¿Ya está? ¿Cuántas veces se han pasado el balón las personas de blanco?

Y… ¿ha pasado algo fuera de lo común en el vídeo? Si crees que no, vuelve a verlo, pero esta vez no cuentes los pases.

¿Y ahora? ¿Has visto algo extraño?

Lo que te ha ocurrido es un fenómeno llamado Ceguera Perceptiva. Se produce cuando no vemos algo inesperado, porque tenemos la atención concentrada en otra cosa. Es frecuente pasar por alto algo que está ocurriendo delante de nosotros y no nos lo esperamos.

Resulta que somos especialistas en centrar nuestra atención en algo. Como consecuencia de esta especialización de la atención, podemos dejar de percibir cosas que nos hubiera gustado ver.

La atención es la capacidad que tenemos para entender el mundo y racionalizar la enorme cantidad de cosas que pasan a nuestro alrededor en el día a día. Es una especie de filtro que hace que nos fijemos en las cosas que creemos que son relevantes.

Para entenderlo mejor, piensa en la atención como un foco de luz. Cuanto más concentrado está el foco, más detalles percibes de donde apuntas. Si amplias la luz del foco, puedes percibir más cosas, pero perderás ciertos detalles de lo que está ocurriendo. Teniendo esto en cuenta, solo percibimos los cambios que están dentro del foco de nuestra atención. El resto los omitimos.

Podemos decir que hay dos tipos de atención:

– Atención voluntaria, es la que se encarga de tomar decisiones.

– Atención involuntaria, es cuando prestamos atención a algo por hábito. Por ejemplo, cuando oímos el sonido del timbre o del teléfono y automáticamente le prestamos atención.

La atención voluntaria es controlada por la corteza pre-frontal. En la atención involuntaria, usamos la corteza sensorial una parte de nuestro cerebro más primitiva. En esta parte las señales que nos llegan de los sentidos se procesan para captar o no, nuestra atención.

Hay veces que tenemos que prestar atención a muchas cosas a la vez, pero eso no es posible. Nuestro cerebro prioriza lo más importante. Del resto pasa olímpicamente. Pueden estar pasando miles de cosas, pero solo nos percatamos de una en concreto.

“Cuando percibimos el mundo lo percibimos más pequeño de cómo lo creemos. Eso es porque nuestra atención es limitada. Solo podemos centrarnos en una cosa a la vez, que es de la que tenemos más conciencia y procesamos de manera detalla”. Explica el psicólogo Daniel Simons.

Si nuestro cerebro, no filtrara todos los estímulos de nuestro alrededor, viviriamos en un completo caos. Piensa en el sonido del aire acondicionado o en el del propio ordenador. Al principio lo percibimos perfectamente, pasado un tiempo dejamos de escucharlo, pero sigue haciendo ruido. Ya no le estamos prestando atención a ese estímulo.

Esto tiene que ser así porque nuestra atención es limitada. El cerebro gasta energía cada vez que prestamos atención a algo, y si tuviera que hacerlo de manera constante con todo lo que nos rodea, creedme que tendríamos un fuerte dolor de cabeza. Por eso, nuestro cerebro, velando por nuestra salud, se centra en lo que nos interesa y las señales del resto de estímulos las bloquea para que no seamos conscientes de ellas.

De esta manera concebimos la realidad conforme, a lo que nuestra atención nos hace ser conscientes. Del resto, a pesar de que hayan ocurrido cambios o hayan pasado cosas, no somos conscientes, por lo tanto, para nosotros no han existido. Entonces, mi visión de la realidad puede variar con respecto a la tuya, porque podemos estar centrándonos en cosas diferentes, y por ende, percibir cosas diferentes.

Mira este vídeo, y por favor, presta atención:

¿Te das cuenta de lo complicado que es fijarse en todos los detalles cuando centramos nuestra atención?

Creemos que podemos prestar atención a muchas cosas a la vez. Creemos que somos multifuncionales. En realidad, el 98% de las personas, no somos multifuncionales. No podemos prestar atención a varias cosas a la vez. Lo que en realidad hacemos es pasar rápidamente de una actividad a otra y volver a la anterior.

De manera que cuando crees que puedes conducir y estar atento al móvil, en realidad solo estás dejando de prestar atención a una de las cosas. Estás perdiendo detalles de lo que ocurre. Puede que sigas viendo el coche que tienes delante, pero quizás no te estés percatando de la moto que intenta adelantarte, o del semáforo que va cambiando de ámbar a rojo o de la señal de ceda el paso o del control policial que te espera para multarte por cometer la estupidez de hablar por el móvil mientras conduces. Ahora que ya sabes que nuestra atención es limitada, deja el móvil para cuando aparques.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

3 comentarios sobre “NUESTRA ATENCIÓN ES LIMITADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s