Publicado en Mejora tu Día

CONSIGUE TUS METAS

Todos los días nos planteamos metas, objetivos, cosas por hacer… ¿Pero cuántas de esas cosas, llevamos a cabo? ¿Cuántas metas dejamos a medio terminar o simplemente se quedan zurulando en nuestra cabeza?

tics1

Pensamos en un objetivo y al instante se nos ocurren varias formas de llevarlo a cabo, pero también se nos ocurren el doble de formas de fracasar al hacerlo. O a lo mejor, pensamos en algo que deseamos hacer, peeeeeeroooooo aún falta mucho mucho tiempo para que podamos realizarlo. Es decir, pensamos en una meta a largo plazo y como lo vemos taaaaan lejano, mejor la desechamos y nos ponemos con otras historias más cotidianas y facilonas.

La cuestión es que no cumplimos nuestras metas y preferimos procrastinar o simplemente desecharlas para siempre.

Pero vamos a dejar ya de lado “el qué no hacemos” y empecemos a hablar de cómo hacerlo, de cómo conseguir llevar a cabo nuestras metas, porque para eso estás leyendo este post o ¿no?

Define tu Meta

Lo primero es saber qué quieres. Define tu meta, tu logro lo mejor que puedas. Pregúntate: ¿Qué quiero conseguir? Me da igual si piensas en algo a corto o a largo plazo. ¿Quieres un coche? ¿Un trabajo? ¿Montar una empresa? ¿Volver a estudiar? ¿Perder peso? ¿Ganarlo? Lo que sea. Piensa bien qué quieres conseguir y por favor, sé realista, no te pongas como meta volar como Superman o andar con las orejas, porque no… Cuando tengas clara tu meta, seguimos.

Concreta tus Mini-Metas

Ahora, que ya tienes claro qué quieres conseguir, pregúntate: ¿Cómo puedo ir consiguiéndolo? Piensa en los pasos que tienes que llevar a cabo para hacerlo. Es decir, divide tu meta final en objetivos más simples, en mini-metas necesarias para alcanzar tu meta final. Por ejemplo, quieres montar un negocio, una tienda de tartas; pues una mini-meta puede ser informarse de qué lugar de la ciudad es el que más demanda de tarta tiene, otra mini-meta es consultar con un abogado los temas legales, otra mini-meta  puede ser pedir el préstamo al banco, otra mini-meta diseñar el logo de tu tienda de tartas… Haz tantas mini-metas como hagan falta. Escribe una lista y ordena tus mini-metas por orden de prioridad.

Puedes Hacerlo Porque…

Ya tienes tus mini-metas definidas y ordenadas por orden de prioridad. Ahora hay que hacerlas. Empieza por la primera.

Pregúntate: ¿Qué recursos tengo? Tanto materiales, como personales. Piensa en tus recursos materiales y personales, para realizar tus mini-metas. Nadie mejor que tú sabe cómo eres y lo que eres capaz de hacer, y si no lo sabes ya puedes estar averiguándolo. Convéncete diciendo: Puedo hacer esto porque tengo… O puedo hacer esto porque soy… Por ejemplo, siguiendo con la idea de montar una tienda de tartas: Ahora estoy en mi mini-meta de informarme qué sitio es el mejor para poner la tienda; Puedo hacerlo porque puedo mirar por la calle las tiendas que hay. Puedo hacerlo porque tengo internet para consultar la competencia que tengo. O puedo hacerlo porque soy una persona emprendedora, etc.

Yo no sé lo que tienes, ni cómo eres, pero tú sí que lo sabes. Te doy una estrategia por si no se te ocurre nada: Acuérdate de tus anteriores logros, de metas que ya has alcanzado. ¿Algo habrás aprendido de ellas? ¿Algo te habrán aportado? Luego sí que tienes recursos. Piensa un poco.

Ayuda, Por Favor

Siempre hay gente que sabe algo, que conoce a alguien, que tiene no se qué…, en fin, siempre hay alguien que te puede ayudar a ir realizando tus mini-metas. Pregúntate: ¿Quién te puede ayudar? Seguimos con el ejemplo: Necesitas consulta legal para montar tu tienda, pues la persona que te puede ayudar es un abogado u otra persona que haya montado un negocio similar y quiera y sepa ayudarte a conocer todo el tema legal. Tú decides quién te ayuda y quién no, y sobre todo, decides si esa ayuda que te dan te sirve o no.

RecompénsaTE

Cada vez que consigas una mini-meta, date la enhorabuena, dite lo genial que eres por haber conseguido algo que te hace estar un paso más cerca de tu meta final. Motívate, por estar más cerca, por haber aprendido algo nuevo. No te quites el placer de echarte un piropo.

ImPosible

Durante tu recorrido hacia tu meta final, puede que te estanques en alguna parte, con alguna mini-meta. Calma. Hay algo que no estás haciendo bien. Repasa qué recursos tienes y cómo los utilizas, repasa quién te puede ayudar. Estancarse o hacer algo mal no te aleja de tu meta, al contrario, te está acercando a encontrar la forma de llegar a ella. Sigue con ello, repasa que puede no estar yendo bien y modifica lo que creas conveniente. Recuerda ser flexible.

Conforme vayas cumpliendo tus mini-metas, puede que te surjan otras nuevas o puede que otras en las que hayas pensado ya no te sirvan. Vale, acéptalo, sé flexible y ve cumpliendo tus mini-metas una a una.

ΨΨΨ

En resumen, para conseguir metas, pregúntate:

– ¿Qué quiero conseguir?

– ¿Cómo voy a conseguirlo?

– ¿Qué recursos tengo para conseguirlo?

– ¿Qué personas pueden ayudarme a hacerlo posible?

No existe ningún secreto, ni ninguna clave o poder mágico para poder conseguir las metas que nos proponemos. El “truco” consiste en saber qué queremos y ser perseverante.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s