Publicado en Inteligencia Emocional

LA ASERTIVIDAD (III): ¡¡A PRACTICAR!!

¡¡Ya está bien de teoría!! Vamos a empezar a trabajar la asertividad.

Para empezar te presento algunas situaciones en las que nos podemos encontrar todos. ¿Podrías identificar qué actitud está teniendo lugar en cada caso? Si tienes dudas, vuelve a leer la segunda parte de esta serie, donde hablo de las tres actitudes, pulsando aquí.

siendo asertivo1

1. Tienes unos vecinos que suelen hacer mucho ruido, sobre todo, por la noche. Normalmente, no sueles hacer nada, siempre hay alguien que llama a la policía o acaban callándose. Sin embargo, mañana tienes que madrugar más que de costumbre, necesitas descansar y parece que esta vez el barullo se está prolongando más que de costumbre. Aún así, no haces nada, porque piensas que pueden burlarse de ti si vas a quejarte o pueden decirte algo que no te guste, incluso puede que se enfaden y te hagan pasar un mal rato. Así que, te aguantas e intentas conciliar el sueño.

2. Estás en un semáforo, parado en tu coche. Ves como un hombre se acerca con una esponja y un cubo de agua y empieza a limpiar el parabrisas. Le contestas:

–          ¡Oye tú! ¡No te he pedido que lo limpies! ¡Déjalo ya, me lo estás ensuciando más! Y pones en marcha el limpia para brisas. El hombre se va insultándote.

3. Un amigo te llama porque tiene un problema (que no es de vital importancia), pero tú tienes un examen importante al día siguiente y no has podido estudiar todo lo que te gustaría, así que estás metiendo horas y horas, y no tienes demasiado tiempo para dedicárselo a los demás:

–          Oye Pedro, me has llamado para contarme lo que te preocupa y te agradezco que cuentes conmigo. Ahora mismo estoy estudiando porque mañana tengo un examen importante y no puedo prestarte la atención que me gustaría. Si quieres podemos vernos mañana cuando termine y me cuentas. Así, tú puedes desahogarte y yo puedo intentar ayudarte bien. ¿Te parece?

4. Estas haciendo cola en tu tienda habitual, ya llevas un rato y una típica y adorable ancianita se te cuela justo cuando te toca:

–          Perdone señora, pero estaba yo.

–          ¡Ay¡ Que llevo mucha prisa, además tu eres joven puedes esperar un poco más. Si yo termino rápido es un par de cosas y ya termino. Venga ponme…

–          Pero señora…

–          Que siiiii, que ya termino leñe… Ponme también unos huesos de pollo que tengo que hacer caldo.

–          Mmmm… bueno… vale, no importa. – Y allí estuviste 15 minutos más.

5. En tu grupo de amigos decidís quedar para el fin de semana, pero el plan no está muy claro. Unos dicen una alternativa otros dan otra totalmente diferente. Al final tú dices:

–          Vamos al pub y punto. Si no, no salgo, para ir solo a tomar algo me quedo en mi casa.

Piensa un poco. Cuando acabes este primer ejercicio sigue leyendo la continuación.

piensa un poco1

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Un comentario sobre “LA ASERTIVIDAD (III): ¡¡A PRACTICAR!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s