Publicado en Inteligencia Emocional

LA ASERTIVIDAD (I): CONCEPTO

Asertividad, una palabra que cada vez se oye más y que se realiza muy poco. La asertividad, es la actitud que tenemos a la hora de expresar nuestras preferencias, sentimientos, emociones y necesidades respetando al mismo tiempo las de los demás.

asertividad3

Normalmente, cuando nos comunicamos, utilizamos tres formas diferentes de hacerlo:

–          Forma Pasiva.

–          Forma Agresiva.

–          Forma Asertiva.

La forma pasiva, vendría a ser una actitud en la no consideramos nuestras necesidades, ni expresamos nuestro punto de vista, sino que, prevalecen las opiniones, ideas, necesidades de la persona  con la que estamos interactuando. Está relacionada con pensar que podemos equivocarnos al decir lo que queremos, que seguramente la otra persona lleve razón y nosotros no. Por lo que, esta actitud, nos lleva a hacer la voluntad del resto, a seguir sus normas y no hacer lo que de verdad queremos.

La forma agresiva, es una actitud en la que sí expresamos lo que sentimos y tenemos muy en cuenta nuestras necesidades. Sin embargo, a la hora de comunicarlo lo hacemos de manera desproporcionada y sin tener en cuenta la opinión de la persona que tenemos delante. Lo que puede llevar a desencadenar un conflicto posterior. A corto plazo, esta actitud agresiva, seguramente nos ayude a conseguir aquello que queramos, pero a largo plazo conlleva más desventajas. Perderemos amistades, seremos vistos como una persona déspota con la que no vale la pena mantener una relación y es probable que aquello que hayamos conseguido con esta actitud acabemos perdiéndolo.

La forma asertiva, sería el punto medio entre las otras dos. Como he dicho más arriba, expresamos nuestras emociones, sentimientos y necesidades, a la vez que tenemos en cuenta las opiniones de la persona que tenemos delante (aunque eso no quiere decir que tengamos que estar de acuerdo).

Ser asertivo o asertiva puede reportarnos ciertas cosas positivas, como:

–          Facilitar la comunicación y minimizar la posibilidad de que los demás malinterpreten nuestros mensajes.

–          Nos ayuda a mantener relaciones con los demás más satisfactorias.

–          Aumenta las posibilidades de conseguir lo que deseamos.

–          Incrementa las satisfacciones y reduce las molestias y conflictos producidos por la convivencia.

–          Mejora la autoestima.

–          Favorece las emociones positivas, en uno mismo y en los demás.

–          Los que interactúan con una persona asertiva se sienten respetados, aunque no comparta la misma opinión.

Lo bonito, sería que todos tuviéramos una actitud asertiva en todo momento, en todas las circunstancias. Pero esto no va a ser así siempre. En nuestra vida pasamos por una multitud de acontecimientos, momentos que nos ponen a prueba, etc. Mantenernos siempre asertivos (vamos asumiéndolo desde ya), no va a ser siempre posible.

En el siguiente capítulo sobre asertividad veremos algunos de los pensamientos, comportamientos y emociones que están relacionadas con cada actitud para poder identificarlas y saber cuando estamos siendo pasivo, agresivo o asertivo.

Víctor Márquez Exojo

Psicólogo General Sanitario – Experto en Inteligencia Emocional

Anuncios

Autor:

Psicólogo General Sanitario. Experto en Inteligencia Emocional

Un comentario sobre “LA ASERTIVIDAD (I): CONCEPTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s